Así es la rutina de una Sesión de Meditación
Para participar venga un domingo a una de las Sesiones abiertas al público (Domingos de 9:30 a 11:00 a. m.). Asista con ropa cómoda como pants o similares (no shorts, ni mallas de ejercicio o mallones).

Al llegar le serán dadas algunas breves instrucciones para meditar y después de la primera parte de la sesión quién conduce dará más detalles del método que usamos.

Para darse una idea de cómo es la sesión lea el siguiente texto y si piensa asistir tome en cuenta lo indicado en Características del Centro.

- Nos reunimos un poco antes de iniciar la hora y tomamos lugar en alguna colchoneta de meditación. Hay varios tipos de cojines y bancos de madera para que cada uno trate de estar lo más confortable posible. Mientras llegan los demás aprovechamos el tiempo para relajarnos en nuestro lugar en silencio.

- Es posible que al llegar ya estén personas meditando así que le pedimos entre con mucho silencio y ocupe un lugar.

- De 9:00 a 9:30 puede usted llegar y sentarse a meditar. La sesión inicia a las 9:30.

- A las 10:00 se toca la Campana del Centro, lo que indica que el primer periodo ha terminado.

- Después de esto hay unos ejercicios y breve periodo de descanso.

 
- Quién conduce el servicio da la indicación de ponerse de pie, esto se hace por lo regular con un instrumento llamado Chupki, que produce un chasquido característico. Antes de levantarnos completamente arreglamos el lugar.

- Nos incorporamos y mantenemos de pié con las manos, palma con palma, posición que llamamos Hapchang.
- Se da la indicación de voltear al altar y se hace una reverencia.
- Dependiendo del servicio, se pueden cantar los Tres Refugios o el Yebul (Homenaje a las Tres Joyas) primero en su versión en Coreano y luego en Español
.
- Con el Chupki Se da la indicación de prepararse a meditar y todos se sientan en su lugar. Normalmente los domingos esto es de cara hacia el centro del Sonbang.
- Se escuchan entonces tres toques de gong y ponemos las manos en Hapchang concentrándonos en el sonido. Al extinguirse el último toque  bajamos las manos y las colocamos en la posición de meditación. No se hace ninguna reverencia ni inclinación.
- Quién dirige está al pendiente del tiempo durante el periodo de meditación, por lo que podemos libremente concentrarnos en nuestra práctica.
- Pasado el periodo de meditación, (aproximadamente 25 minutos), se escuchan tres toques de gong. Se ponen las manos en Hapchang manteniéndose atento al sonido. Al extinguirse el último se  hace una reverencia en señal de respeto a nuestra naturaleza Búdica que ha practicado meditación.
- Inmediatamente sigue un descanso. Al iniciar el periodo de descanso es recomendable seguir una rutina de movimientos que nos destensan y relajan. Puede usted imitar a quienes los inicien y aprenderlos con el tiempo. Este es un buen momento para ir al baño si es necesario o hacer estiramientos fuera del Sonbang. Si se desea permanecer en su lugar puede cambiar de postura o pararse. No es adecuado acostarse o hacer movimientos de gimnasia, tai-chi  o yoga en el salón de meditación, si requiere usted hacerlos deberá salir del Sonbang.
- Una vez que termina el descanso, se atiende a quién dirige que da una pequeña charla y luego se lee un texto.
- Por lo general un servicio incluye:

Periodo de meditación con su descanso
Homenaje a las Tres Joyas
Segundo periodo de meditación con su descanso
Alguna lectura o plática

Aunque esto puede variar dependiendo de si hay alguna conmemoración.

- Al finalizar el servicio acostumbramos a dar avisos, saludarnos y convivir unos minutos.

Los domingos acostumbramos compartir algo de té después del servicio abierto al público.